Las finanzas descentralizadas pueden ser el futuro, pero aún falta educación

Participar en los mercados financieros tradicionales se ha vuelto menos atractivo para los consumidores y los inversores institucionales últimamente. Las nuevas oportunidades son abundantes, y las finanzas descentralizadas (DeFi) reciben mucha atención. Sin embargo, ese nuevo movimiento tampoco está exento de riesgos y defectos.

Durante décadas, los consumidores y los inversores institucionales han explorado las diferentes opciones que se les presentan en el mundo financiero. Este enfoque ha funcionado bastante bien, ya que uno podría incluso obtener ingresos pasivos en su cuenta de ahorros. Hoy en día, las cosas se ven muy diferentes, ya que muchos bancos cobran tasas de interés negativas y siguen explotando a sus clientes.

Otro problema que agrava el cada vez menor atractivo de las finanzas centralizadas son los impedimentos continuos en la industria. Más específicamente, los bancos se ven obligados a resolver demandas con regularidad, principalmente debido a sus irregularidades. Esto va desde abrir cuentas para clientes sin su conocimiento, enmascarar productos bajo diferentes nombres mientras se brinda el mismo servicio, lavado de dinero, etc.

A pesar de todo esto, muchas personas siguen siendo leales a sus bancos u otras instituciones financieras. O ese solía ser el caso, ya que las finanzas descentralizadas tienen muchas personas interesadas en la actualidad. A diferencia de las finanzas tradicionales, DeFi no tiene tarifas exorbitantes, términos injustos o exclusión financiera. En cambio, es un movimiento que tiene como objetivo llevar los servicios financieros a todos, independientemente de su acceso actual a estos productos.

Hacer que DeFi sea más accesible

Si bien puede parecer que las finanzas descentralizadas están destinadas a alterar las finanzas tradicionales, todavía queda mucho trabajo por hacer. En su estado actual, DeFi atiende principalmente a usuarios que tienen un conocimiento suficiente del mercado de las criptomonedas. Desafortunadamente, la industria de las criptomonedas sigue siendo un nicho de mercado incluso hoy a pesar de que los precios de Bitcoin (BTC) y Ether (ETH) subieron rápidamente en los últimos meses.

De hecho, no existen guías viables sobre cómo prepararse para estas nuevas oportunidades financieras. Cada guía existente asume que el lector ya conoce los entresijos de la criptomoneda, lo que generalmente no es el caso.

La educación es el primer gran paso

Adentrarse en la compleja naturaleza de DeFi requiere una educación clara y concisa. Existe una creciente necesidad de plataformas educativas que aborden los niveles de inversión de los principiantes. Las publicaciones que aportan contenidos educativos en torno a DeFi han observado un crecimiento significativo a lo largo de 2020 y principios de 2021. Las iniciativas educativas tienen el objetivo de reducir las barreras de entrada a las finanzas descentralizadas educando a la gente sobre la criptomoneda y las oportunidades que ofrece la industria en general. En última instancia, un buen objetivo para DeFi sería que 100 millones de personas más hayan depositado al menos un dólar cada una en las finanzas descentralizadas para 2025. Puede parecer un objetivo fácil, pero convencer a millones de personas para que participen en esta industria no es sencillo. Muchas personas siguen sin estar convencidas de las criptomonedas en general, y es probable que sientan lo mismo respecto a DeFi.

Nosotros, como industria, debemos reconocer que las cosas deben mejorar para que las masas las tomen más en serio. Tener un impacto global con estructuras y tecnologías complejas y requerir el uso de criptomonedas garantiza una educación clara y concisa.

Un gran catalizador para lanzar más iniciativas educativas ahora es la reciente saga r/Wallstreetbets y GameStop. De repente, la gente de todo el mundo se encontró en una posición de poder para hacer bailar al mercado financiero. Describe la necesidad de hacer que los mercados financieros sean accesibles para todos, sin embargo, la industria financiera actual no siempre permite que esto suceda. Esto se hizo evidente cuando varios proveedores detuvieron el comercio de acciones de GameStop para proteger a los inversores más grandes. Sirve como un excelente ejemplo de cuán injusta puede ser la industria financiera.

Creación de condiciones equitativas

En su esencia, el sector financiero puede funcionar sin guardianes ni intermediarios centralizados. El sector DeFi ha demostrado que esto es posible, a pesar de que la industria está todavía en sus primeras etapas. Crear un entorno en el que cualquiera pueda pedir préstamos, prestar y comerciar directamente de forma segura es posible, pero el aspecto educativo debe ser lo primero.

Como la percepción pública de las finanzas tradicionales sigue recibiendo golpes en la barbilla, es cuestión de tiempo que grandes grupos empiecen a explorar otros horizontes. La inversión en criptomonedas ha dado a muchos una muestra de lo que puede suponer la libertad financiera. Sin embargo, es crucial entender que esto es sólo el primer paso en un largo camino hacia la consecución de esa libertad.

DeFi es mucho más que poseer Bitcoin, Ether o cualquier otro criptoactivo. Si bien es cierto que eso le da a uno acceso a las finanzas descentralizadas, las iniciativas educativas dirigidas por los líderes de la industria le ayudarán a explicar cómo puede utilizar estos activos para algo más que fines especulativos. A través de la educación, la investigación y la orientación, una nueva era de las finanzas puede estar a la vuelta de la esquina.

Este artículo no contiene consejos ni recomendaciones de inversión. Cada movimiento de inversión y negociación implica un riesgo, los lectores deben realizar su propia investigación al tomar una decisión.

Los puntos de vista, pensamientos y opiniones expresados aquí pertenecen únicamente al autor y no reflejan ni representan necesariamente los puntos de vista y opiniones de Cointelegraph.

Piers Ridyard es el director general de Radix, el protocolo de finanzas descentralizadas. Piers, antiguo alumno de Y Combinator, se unió a Radix tras abandonar su anterior empresa, que creó salas de negociación basadas en DLT para la compensación de contratos de seguros sindicados.

Sigue leyendo:

Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *