La saga de GameStop revela que las finanzas tradicionales están amañadas, y que DeFi es la respuesta



A principios de esta semana, Elon Musk hizo historia al dar su apoyo total a Bitcoin (BTC) durante un stream de Clubhouse. Al hablar de Bitcoin y de la debacle de GameStop con el CEO de Robinhood, Vlad Tenev, Musk dijo: “Llego tarde a la fiesta, pero soy partidario de Bitcoin“. Esto se produjo unos días después de que Musk cambiara su perfil de Twitter, añadiendo “Bitcoin” a su biografía.

Curiosamente, el apoyo público de Musk a Bitcoin llega en un momento en el que los mercados financieros tradicionales han sido descubiertos abiertamente defraudando a sus propios clientes, y la aplicación Robinhood está en el centro de este fraude. De hecho, el hombre más rico del mundo dijo que cree que Bitcoin está a punto de ser adoptado en masa en medio de un contexto de comportamiento criminal en el mercado de valores.

La saga de GameStop

Para aquellos que no estén familiarizados con estos acontecimientos, la saga de GameStop es una historia de “David y Goliat” que comenzó con una comunidad de traders en línea en el subreddit r/Wallstreetbets derribando hedge funds – arañando miles de millones de dólares en órdenes cortas de los institucionales. Una orden corta es un tipo de orden que permite a los inversores beneficiarse de la desaparición de una empresa.

Después de que los inversores minoristas se dieran cuenta de que los fondos de cobertura estaban en corto por el 150% de la totalidad de sus acciones públicas -es decir, más acciones de las que existían-, un grupo de 2 millones (ahora 8 millones) de Redditors se dieron cuenta de que si compraban las acciones y no las vendían, los fondos de cobertura que estaban en corto perderían miles de millones. Y así fue. Para el 29 de enero, las pérdidas ascendían a 19.750 millones de dólares, ya que se corrió la voz gracias al poder de Internet.

Sin embargo, tan pronto como los inversores minoristas empezaron a ganar, los tentáculos de largo alcance de las corporaciones centralizadas fueron capaces de detener el juego por completo, congelando la negociación en las plataformas clave y la infraestructura de trading para que los fondos de cobertura pudieran reposicionarse sin perderlo todo.

La descentralización y el “sueño americano”

De hecho, una de las mayores ficciones de nuestro tiempo es la historia del libre mercado. Este concepto encarna el “sueño americano”, según el cual cualquiera que decida seguir sus sueños puede hacerlo (con un riesgo personal considerable). Esto incluye la posibilidad de ser recompensado (o castigado) por tener una participación en el juego financiero, que debería funcionar bajo reglas estrictas.

Ya sea mediante la negociación de alta frecuencia, los derivados sintéticos, la impresión infinita de dinero o alguna combinación de las tres cosas, el mercado de valores premia a un puñado de personas con información privilegiada que juegan con el sistema y se rigen por un conjunto de reglas diferente al de los demás.

Es importante darse cuenta de que el problema no es el juego en sí: los mercados libres son la forma más eficiente de transferir valor, si se hace correctamente. El problema es que las reglas sólo se aplican si los jugadores institucionales ganan, de lo contrario se pueden romper, suspender y revisar con consecuencias mínimas para los que tienen amigos en las altas esferas.

Esto llevó a muchos Redditors al punto de que, sabiendo que el mercado está amañado, no les importaba perder dinero, siempre que los fondos de cobertura perdieran miles de millones. Comenzó como una retribución contra los responsables de la crisis financiera de 2008 y la miseria que muchos tuvieron que soportar a causa de ella.

Este post de Reddit describe bien las motivaciones que inspiraron a millones de personas a unirse contra los conglomerados financieros corruptos. Por supuesto, otras motivaciones -como el afán de lucro- estaban sin duda en juego, ya que el mercado se alimentaba de sus propios mecanismos de autorrefuerzo. En cualquier caso, los verdaderos colores del sistema están ahora a la vista de todos.

Y aunque los medios de comunicación financieros tradicionales han intentado orientar la narrativa en una determinada dirección, la verdad es que esta historia es apolítica y expone el hecho de que a la gente corriente no se le permite ganar. Independientemente de las intenciones, se demuestra que el mercado de valores es un medio para afianzar y agravar la pobreza en un juego amañado que sólo beneficia a los que ya son ricos.

El inicio de un viaje

Sin embargo, el viaje no termina aquí, ya que existe un sistema paralelo que no está controlado por Wall Street ni por los banqueros centrales, y está creciendo mientras hablamos. Con una capitalización de mercado de más de un billón de dólares, las criptomonedas se están convirtiendo rápidamente en la nueva frontera de los mercados financieros que no tienen lealtades.

Además de ser una nueva tecnología que democratiza los mercados, ahora hay una razón muy clara para que los inversores abandonen el viejo sistema y entren en el nuevo.

Bitcoin inició esta revolución hace 11 años, y no se detiene ahí. Sobre Ethereum se está construyendo un ecosistema financiero completamente nuevo desde cero, que ha dado lugar a una gran cantidad de productos financieros descentralizados con diversas compensaciones y casos de uso.

El año pasado por estas fechas, el capital en productos DeFi alcanzó la cifra de 1.000 millones de dólares. Hoy, esa cifra se acerca a los 30.000 millones de dólares, según DeFi Pulse.

Con este telón de fondo, el futuro de los mercados financieros parece más cercano que nunca.

Este artículo no contiene consejos ni recomendaciones de inversión. Todas las inversiones y operaciones implican un riesgo, y los lectores deben realizar su propia investigación a la hora de tomar una decisión.

Los puntos de vista, pensamientos y opiniones expresados aquí son sólo del autor y no necesariamente reflejan o representan los puntos de vista y opiniones de Cointelegraph.

Sigue leyendo:

Christopher Attard, también conocido como Chris on Crypto, es un periodista convertido en escritor y analista de criptomonedas. Tras haber trabajado durante años tanto en el sector de los eventos de blockchain como en el de las finanzas tradicionales, ahora cubre ampliamente el tema del Bitcoin en un boletín quincenal. Christopher también trabaja con varias pequeñas y medianas empresas del sector como escritor y consultor de estrategia de contenidos.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *