‘La moneda que se utiliza en los mercados de valores se está hundiendo y las empresas deben defenderse con Bitcoin’, afirma Michael Saylor



El CEO de MicroStrategy, Michael Saylor, ha concedido una entrevista a Valor Investe comentando la fuerte entrada de la compañía en el mercado de Bitcoin (BTC) desde la segunda mitad de 2020 y las motivaciones de la empresa para buscar alternativas financieras al mercado tradicional.

Según Saylor, MicroStrategy, que ha comprado 71.000 BTC en los últimos 8 meses, ha ganado 2.000 millones de dólares con la criptomoneda, convirtiendo el 100% de su balance en dólares en Bitcoin, no ha visto que los clientes abandonen las inversiones, al contrario:

“Reservamos 250 millones de dólares para Bitcoins y otros 250 millones para la recompra de acciones. Anunciamos la intención en julio, cuando las acciones costaban 120 dólares, y ofrecimos recomprarlas con beneficio, por entre 122 y 140 dólares. Pero antes de la fecha límite de la oferta, las acciones superaron los 140 dólares. En otras palabras, había gente en el mercado que pensaba que la idea era tan buena que valía la pena pagar más de lo que nosotros mismos pagaríamos”.

Hoy, las acciones de MicroStrategy han subido un 580% y cotizan en el Nasdaq a 817 dólares. La empresa ha recomprado 60 millones de dólares de sus acciones desde que empezó a invertir en Bitcoin, en un movimiento considerado pionero entre las grandes instituciones.

Saylor afirma que fueron las repercusiones de la pandemia las que alertaron a MicroStrategy de que la empresa necesitaría protegerse de la emisión billonaria de dólares por parte del gobierno estadounidense:

“El inicio de la pandemia fue transformador. La respuesta de los bancos centrales, tratando de contener los daños con la expansión monetaria, creó un problema para todos los inversores y empresarios que simplemente ya no puede ser ignorado: el dinero tradicional se está derritiendo”.

Desde que entró en el mercado de Bitcoin, Saylor ha sido una figura constante en los medios de comunicación, convirtiéndose en una especie de embajador del criptomercado. Convertido en Bitcoiner, se ha dedicado a animar a empresas y particulares a entrar en el mercado de BTC como forma de cobertura:

“El dinero tradicional pierde entre un 1% y un 2% al mes, ese es el ritmo actual de expansión monetaria. Para resolver sus problemas, el gobierno imprime de la noche a la mañana 1 billón de dólares. Es un robo de energía al resto de los activos, como las acciones, cuyos precios están vinculados al dólar. El coste del capital en la última década ha sido del 5% anual, y para 2030 se estima que estará entre el 10% y el 15% anual. Todo lo que se mantenga en tesorería tendrá que rendir más que esto para generar valor para el accionista, y esto es imposible con la deuda privada o los bonos del Estado. La mayoría aún no lo entiende, pero los inversores más inteligentes ya saben que necesitan otra reserva de valor”.

También explica que no le entusiasma la recuperación de los mercados bursátiles, que en los últimos meses han batido récords anteriores a la pandemia. Según él, es la devaluación del dólar la que ordena la subida de los precios, no la valoración de las empresas:

“El Nasdaq, el Dow Jones, el S&P, todos están en récords. Puedes leerlo como “vaya, es increíble, las empresas lo están petando”, o puedes leerlo como “vaya, mi cesta de activos se está inflando más rápido que mi salario”. Para mí, a las empresas no les va mejor, es la moneda que utilizan la que se hunde”.

El empresario formado en el MIT ya se ha comprometido a “no vender nunca” los Bitcoin de MicroStrategy. Según él, todas las empresas del mundo necesitan protegerse económicamente:

“Podemos mantenerlos durante cien años. Podemos conservarlos durante mil años. Porque al terminar, quien quiera entrar tendrá que comprar dentro de la propia red. Hay una fuerza gravitatoria que atrae no sólo el dinero de los grandes actores, sino también sus estructuras – tecnológicas, legales, etc. Así que en los próximos años, vamos a ver más y más empresas de todo el mundo convirtiendo sus balances a Bitcoin”.

Apuntando al futuro, Saylor ve un papel para las finanzas descentralizadas para proteger a la población económicamente. Según él, DeFi puede respaldar las operaciones de crédito de las poblaciones y hacer que se valoren los que pueden dejar el dinero comprometido durante algún tiempo:

“La persona ni siquiera necesitará liquidar sus bitcoin en monedas fiat; podrá pedir préstamos respaldados por las criptomonedas y utilizar el dinero que ha sacado para pagar las facturas del día a día. Seguirá ganando. El camino hacia la prosperidad es cada vez más largo cuando se conduce utilizando dinero en efectivo. La pregunta que hay que hacerse es: dentro de una década, ¿quiero haber perdido casi todo lo que he ahorrado o quiero haber duplicado mis ahorros? Es tanto, pero tanto mejor que ni siquiera tiene gracia”.

Sigue leyendo:



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *