Faltan muchas piezas del rompecabezas de Diem y se retrasa su lanzamiento

Ya en junio de 2019, el gigante de las redes sociales Facebook dio a conocer los detalles de una moneda digital dentro de su plataforma de la que tanto se hablaba, apodada “Libra”. En estos días, Libra se conoce como Diem, con el proyecto sometido a un importante cambio de marca en un intento de suavizar las arrugas regulatorias.

Un año y medio más tarde, la Asociación Diem aún no ha lanzado un token digital y todavía no se ha materializado la aprobación regulatoria de las autoridades suizas. Incluso si la Autoridad de Supervisión de los Mercados Financieros de Suiza, o FINMA por sus siglas en inglés, concede una licencia de pago al proyecto de moneda digital, Diem estrenará sus ofertas en un panorama global que está significativamente más fracturado en términos de regulaciones de moneda digital que hace 18 meses.

Las regulaciones de las stablecoin parecen ser el centro de atención de los gobiernos de los principales bloques económicos, incluidos Estados Unidos y la eurozona. China sigue acelerando el ritmo de su proyecto de yuan digital nacional y, a pesar de las afirmaciones iniciales en sentido contrario, las autoridades de Pekín parecen tener una agenda más interna para el e-yuan.

Los principales mercados de criptomonedas en términos de volumen de operaciones, como India y Nigeria, son cada vez más contrarios a las monedas digitales de emisión privada. En efecto, si Diem se lanzara hoy, serían cuatro los teatros de transacciones de divisas digitales más importantes en los que la legalidad de la “moneda” del proyecto sería, en el mejor de los casos, tenue.

¿Cuándo se lanzará Diem?

En noviembre de 2020, la Asociación Diem anunció planes para un lanzamiento limitado de su proyecto con un token digital respaldado en dólares estadounidenses. Lejos de los ambiciosos planes de una “moneda de Facebook” respaldada por una cesta de monedas fiat que presagiaban el anuncio del debut allá por 2019, esta nueva stablecoin en dólares fue una consecuencia de los sucesivos intentos de cambio de marca necesarios por el vociferante empuje entre los reguladores financieros mundiales.

Enero vino y se fue, y ahora febrero está terminado, pero ni rastro de la stablecoin Diem. La FINMA suiza aún no ha aprobado la licencia del sistema de pagos de Diem, pero los recientes desarrollos en el país en torno a las regulaciones de las criptomonedas y tecnología blockchain probablemente pongan la solicitud de Diem en buena posición.

Suiza se ha establecido como una nación favorable a las criptomonedas, permitiendo que el espacio de activos digitales florezca dentro de sus fronteras. A principios de febrero, entró en vigor la primera fase de la ley de tecnología blockchain del país, centrada en las reformas de las empresas. Mientras tanto, la segunda parte del nuevo marco legal, que crea claridad regulatoria para el comercio de criptomonedas, se convertirá en ley a finales de año.

Los planes para el lanzamiento de Diem recibieron otro impulso con el anuncio de la asociación entre el equipo de cripto seguridad Fireblocks y First Digital Asset Group, un proveedor de pagos en la plataforma Diem. Como parte de la colaboración, ambas empresas han creado un monedero seguro que permite a las instituciones financieras procesar transacciones en la red Diem.

En respuesta a Cointelegraph, un portavoz de la FINMA declinó hacer comentarios sobre el estado de la solicitud de Diem, pero confirmó que el proceso de autorización seguía en curso. La Asociación Diem no respondió inmediatamente a la petición de Cointelegraph de que comentara el asunto.

Según Jackson Mueller, jefe de política y relaciones gubernamentales de Securrency, empresa que se dedica al cumplimiento de la tecnología Blockchain y a la infraestructura de los mercados financieros, el lanzamiento de Diem en el primer trimestre de 2021 parece poco probable. En una conversación con Cointelegraph, Mueller comentó:

“Varios representantes de la Asociación Diem han dejado claro que no se producirá un lanzamiento hasta que cumplan con las expectativas y requisitos regulatorios, y no está claro, en este momento, si la Asociación está cerca de conseguirlo y en qué medida.”

Las stablecoins privadas en el punto de mira de los reguladores

El anuncio de Diem allá por el verano de 2019 pareció instigar a los reguladores financieros de todo el mundo a examinar las stablecoins. El probable efecto de red de una moneda digital que goza de tales beneficios de los 2.800 millones de usuarios de Facebook pareció estimular intensos debates entre los organismos reguladores nacionales e internacionales.

Según Mueller, el escrutinio gubernamental en torno a las stablecoins emitidas de forma privada ha aumentado: “Las conclusiones y los resultados de estos esfuerzos no están claros, por el momento, lo que, imagino, añade más desafíos al despliegue de Diem en el primer trimestre”.

Aparte de la serie de audiencias en el Congreso que tuvieron lugar en 2019 tras el anuncio de Diem, algunos congresistas están presionando para que se establezcan regulaciones más estrictas para las stablecoins. Las medidas, si se aprueban, obligarían a los emisores privados de stablecoin a cumplir con las normas bancarias.

Los organismos intergubernamentales, como el G-7 y el G-20, también han expresado su preocupación por las stablecoins, y a menudo han señalado a Diem. Estos organismos han publicado numerosos documentos y estudios de investigación en los que se destaca el potencial de las stablecoins privadas para perturbar los sistemas financieros tradicionales.

El Banco Central Europeo solicitó recientemente a los legisladores de la Unión Europea poderes de veto en relación con las stablecoins en la zona del euro. Si se le conceden, el BCE tendría la última palabra sobre la regulación de las stablecoins y su pronunciamiento sería aplicable en toda la Unión Europea. De hecho, el BCE expuso el quid de sus reservas con respecto a las stablecoins, especialmente las que no son emitidas por instituciones financieras reconocidas, declarando:

“Los requisitos adicionales establecidos en el reglamento propuesto para los emisores significativos de stablecoins son, por tanto, bienvenidos. Dicho esto, estos requisitos adicionales pueden no ser suficientes para hacer frente a los crecientes riesgos en caso de que las stablecoins se generalicen como medio de pago o depósito de valor en múltiples jurisdicciones de la Unión.”

Además, la presidenta del BCE, Christine Lagarde, es una destacada crítica de las stablecoins y las criptomonedas en general. Por lo tanto, es probable que el BCE tenga poderes de veto sobre las regulaciones de las stablecoins, lo que significaría estrictos mandatos de cumplimiento para los emisores de la zona del euro.

Los funcionarios de Alemania también se encuentran entre los que más se oponen a Diem en la eurozona. Aunque el país no es en absoluto contrario a las criptomonedas, el ministro de finanzas alemán, Olaf Scholz, ha declarado en numerosas ocasiones que el gobierno del país se opondrá a la operación de Diem en Alemania.

Según Ran Goldi, director general de First Digital Assets Group, gran parte de los sentimientos negativos de los reguladores europeos se deben a la falta de comprensión del modelo de Diem. “Creo que el BCE sigue viendo a Diem como una nueva moneda en lugar de una representación del dinero existente (es decir, piensan que esto sigue siendo Libra, una cesta de monedas)“, dijo Goldi a Cointelegraph, y añadió: “Deberían tomarse el tiempo de aprender más y quizás darse cuenta de que no hay ninguna amenaza para su economía“.

CBDC: ¿respuesta de los bancos centrales a Diem y a las stablecoins privadas?

Aparte de la amenaza de medidas regulatorias decididamente onerosas, varios gobiernos también han comenzado a explorar la creación de sus propias monedas digitales del banco central. Estos proyectos de moneda digital soberana parecen ser la respuesta de los bancos centrales a la amenaza percibida de las stablecoins de emisión privada.

Dado que la digitalización parece ser la siguiente fase en la evolución del dinero, figuras de las finanzas tradicionales, como Agustín Carstens, director general del Banco de Pagos Internacionales, han defendido que los bancos centrales desempeñen un papel clave en el pivote hacia las monedas digitales.

Según una reciente encuesta del BPI, cerca del 86% de los principales bancos centrales están estudiando las CBDC. El proyecto chino del e-yuan está siendo sometido a varios protocolos de prueba, y los bancos del país están ayudando a impulsar su adopción mediante la creación de carteras de hardware para la moneda digital/pago electrónico.

También parece haber un nivel significativo de colaboración internacional en torno a las CBDC. Recientemente, los bancos centrales de China, Tailandia, los Emiratos Árabes Unidos y la Autoridad Monetaria de Hong Kong firmaron una asociación para crear una CBDC transfronteriza. Estos proyectos de colaboración internacional parecen estar orientados a establecer protocolos de interoperabilidad entre los proyectos nacionales de CBDC.

En la India, el banco central del país ha confirmado que está desarrollando activamente una rupia digital. Según una reciente declaración de Shaktikanta Das, gobernador del Banco de la Reserva de la India, el RBI está “muy metido en el juego [de la CBDC]” y quiere seguir los pasos de China en la creación de un complemento digital para su moneda nacional.

Por otra parte, el gobierno indio está a punto de prohibir las criptomonedas, incluidas las stablecoins. Personas con conocimiento del plan han especulado diciendo que los propietarios de criptomonedas tendrán un periodo de transición para vender sus activos en moneda digital.

La India es la tercera economía de Asia y una base de mercado potencial para las transacciones de pago Diem. Otro gran escenario como China, con su DCEP, podría ser una propuesta difícil para que Diem logre una adopción significativa.

En Europa, el BCE quiere tener poder de veto sobre las stablecoins, pero ha dicho que cualquier euro digital creado por el banco central estará exento de la normativa sobre monedas digitales que se aplica a otros emisores de stablecoins. Nigeria, la mayor economía de África, ha prohibido a los bancos prestar servicios a los exchanges de criptomonedas.

Incluso con la aprobación de la licencia por parte de la FINMA, Diem podría tener que sortear algunos obstáculos normativos, ya que las principales economías no están dispuestas a permitir la desintermediación de sus sistemas bancarios tradicionales sin luchar.

Sigue leyendo:

Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *