El toque mágico de Elon Musk: ¿Genio o charlatán?



El CEO de SpaceX y Tesla, Elon Musk, sigue con sus chistes irónicos en torno a la criptomoneda Dogecoin. Últimamente, sus comentarios en Twitter son la señal de entrada del esquema “pump and dump” de moda. Cuando Musk escribe sobre Dogecoin, sus fans bombean la criptomoneda. Se trata de una manipulación de mercado al estilo 2.0. La codicia y las redes sociales están creando un nuevo mundo en los mercados financieros. Claro que la acción fraudulenta es aplaudida como una gracia por los participantes de la misma. Sin embargo, este juego no es gracioso. Obvio que Musk se ve a sí mismo como un gran humorista. Pero la línea entre el humor y la irresponsabilidad, a veces, es muy fácil de cruzar. 

Lo quiera o no, sus chistes se han convertido en un patrocinio tácito de un proyecto vacío. Ha montado un circo alrededor de Dogecoin y asumo que le gusta la atención, pero el asunto ya está yendo demasiado lejos. Recientemente, hizo una encuesta en Twitter sobre la “futura moneda de la Tierra” y naturalmente los encuestados se unieron al chiste respondiendo que Dogecoin. El 71,3% de los encuestados respondieron que era “Dogecoin ¡to the moon!”. El 28,7% dijo, “todos las otras cripto combinadas”. Nadie cree que Dogecoin tiene futuro. Pero los especuladores se suman al chiste de Musk para obtener una ganancia rápida. 

Sigue leyendo: A veces lo absurdo da dinero: ¿Dogecoin es una buena inversión?

Estamos ante una manipulación de mercado disfrazada de chiste. Cuando los fondos de cobertura en Wall Street manipulan un mercado se llama codicia, pero cuando los especuladores minoristas hacen lo mismo en el espacio cripto se llama un buen día. Y se usa una palabrita fashion. Cambio de paradigma. Disrupción. Revolución contra Wall Street. 

Las manipulaciones son perjudiciales, porque lo ideal sería tener un mercado justo. Claro que no siempre es posible obtener un mercado justo en un 100%. Sin embargo, una cosa es que existan manipulaciones y otra cosa muy distinta es incentivarlas. Más de un incauto está pensando invertir en Dogecoin en estos momentos, por el solo hecho de que el “hombre más rico del mundo”, “el visionario”, Elon Musk, dice que será la moneda del futuro. Pero, bien sabemos que, tarde o temprano, los chistes dejan de dar risa. El precio eventualmente se desplomará por el simple hecho de que el proyecto carece de fundamentales. 

Al parecer, Tesla comenzó a invertir en Bitcoin. Invierte 1.500 millones de dólares y comenzará a usar Bitcoin como forma de pago. Aquí ya estamos cayendo en el campo de la seriedad. ¡Por fin! Ahora tenemos una acción concreta. Salimos de lo subjetivo y ya tenemos algo. Por fin, Elon Musk hizo algo con respecto a Bitcoin. Hay reportes de ventas de acciones de Tesla. Seguramente de ahí se sacó el dinero para invertir en Bitcoin. Una movida inteligente. Porque no creo que el dinero haya salido de los ingresos de Tesla. El dinero salió de la burbuja especulativa generada en Tesla, la promesa.

Hace poco, el multimillonario Tim Draper ofreció comprar un Tesla CyberTruck con Bitcoin. En un análisis que hice sobre esa noticia en participar, dije que no me parecía un buen negocio esa operación, considerando que Tim Draper tiene acciones de Tesla. Mi recomendación fue vender unas acciones de Tesla para comprar el cybertruck en efectivo. De este modo, se puede conservar esos Bitcoin. Claro que Draper no es ningún tonto. Su oferta fue pura publicidad. Sin embargo, resulta curioso que Musk escuchó mi consejo (no literalmente claro) al vender acciones de Tesla y comprar Bitcoin. Como negocio, es mucho más acertado que vender Bitcoin para comprar un Cybertruck. 

Sigue leyendo: ¿Es buena la avaricia? ¿Acaso Gordon Gekko tenía razón?

Debo confesar que no soy fan de Elon Musk. Claro que los vehículos eléctricos son geniales y me encantaría visitar el planeta Marte algún día. Pero, pese a que su visión enamora, no podemos cerrar los ojos a su modelo de negocios. Tesla, como compañía, tiene una gran narrativa, pero no podemos ignorar las fallas de calidad, los problemas de producción, y los pocos ingresos por las ventas. La capitalización de Tesla en estos momentos se sustenta principalmente en dos cosas: La promesa de un gran futuro y el carisma de su CEO. 

Al leer la biografía de Elon Musk, lo que más me impresionó fue su gran capacidad de atraer financiamiento. Ninguno de sus proyectos en el pasado ha obtenido éxito generando ingresos. Todos han sido grandes promesas. Se forman, obtienen financiamiento y luego se venden muy bien. Veamos. Elon Musk, cofundador de Zip2, X.com, PayPal, SpaceX, Hyperloop, SolarCity, The Boring Company, Neuralink y OpenAI. ¿Cuál de estos negocios ha sido rentable en manos de Musk? PayPal es rentable ahora, pero bajo la administración de Musk lo que hizo fue perder dinero. 

Aquí no le quiero quitar mérito al sujeto. No se trata de una crítica envidiosa. Pero lo que deseo destacar es la gran capacidad de Elon Musk como emprendedor. Es un brillante iniciador. Vende muy bien una visión. Y la gente, seducida por sus promesas, le da dinero. Sin embargo, aún está por verse qué tan buen industrial es. No me refiero al capital de riesgo y dinero especulativo de inversores que puede recaudar. Me refiero al dinero obtenido por la venta de sus productos. 

Sus chistes son muy populares entre los millennials, porque su imagen del multimillonario irreverente nos recuerda a Tony Stark. Pero me temo que los inversores algún día querrán verle el queso a la tostada. ¿Cuándo habrá ingresos? 

Sigue leyendo: Los robinhood traders al ataque: ¿Ahora hay que comprar plata?

Musk siempre ha coqueteado con la comunidad Bitcoin, haciendo bromas y escribiendo mensajes ambiguos. Pero todo se había hecho de manera muy contradictoria. Siempre ha sido difícil saber su verdadera posición. Y, luego, tenemos sus referencias constantes a Dogecoin. En mi opinión, de muy mal gusto. Pero, todo parece indicar que ese es el estilo que la gente disfruta. El CEO, parte payaso, parte futurista, y parte rebelde. Más show que realidad. 

Ahora bien, mis críticas no las hago, porque quiero que fracase. Al contrario, me encantaría ver el éxito de sus proyectos. Sería genial ver a una Tesla rentable y a una SpaceX rentable en un contexto de un Musk menos bufón. Su compra de Bitcoin es un paso a la toma de acciones concretas en contraste al humorista con posiciones ambiguas. Una compra de 1.500 millones de dólares no es mucho para un mercado de más de un billón de dólares. Sin embargo, esta compra tiene una gran importancia simbólica. ¡Tesla, bienvenida al mundo Bitcoin!



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *