El cierre de DeFi Money Market tras la investigación de la SEC podría sentar un precedente difícil

La reciente investigación de la SEC sobre la plataforma  DeFi Money Market, respaldada por Tim Draper, es el ejemplo más reciente de una tendencia preocupante de aumento de las acciones de los reguladores contra los valores no registrados. 

DeFi Money Market se une a Kik Interactive, Ripple y Coinseed como proyectos de criptomonedas que se enfrentan a la ira de los reguladores bajo aspectos de la ley de valores.

El misterio detrás del abrupto cierre de DeFi Money Market el 5 de febrero se desveló en el canal oficial de Telegram del proyecto el 9 de febrero, en un comunicado que revelaba que la Fundación DeFi Money Market recibió una citación de investigación de la Comisión de Valores de Estados Unidos el 15 de diciembre de 2020.

“Revisamos la citación cuidadosamente y con la asistencia de un abogado comenzamos a cumplir con el requisito legal de presentar documentos y poner otra información a disposición de la SEC”, decía el post.

“Hemos iniciado negociaciones con el personal de la SEC para resolver su investigación, y en un esfuerzo por llegar a una resolución de mutuo acuerdo, hemos llegado a la conclusión de que lo mejor es una liquidación ordenada del proyecto.”

Sin dar muchos detalles, el comunicado también aseguraba que los activos de los inversores en posesión de DeFi Money Market -como DAI, USDC, USDT o ETH- serían devueltos a los clientes “lo antes posible.”

El proyecto DeFi Money Market fue diseñado inicialmente para permitirles a los traders e inversores de criptomonedas el acceso a activos tokenizados del mundo real. La venta pública de DMG, el token de gobernanza utilizado por DAO de DMM, concluyó en junio de 2020 tras recaudar $6.5 millones en ETH en menos de 48 horas.

El proyecto ha estado plagado de problemas desde su inicio; la venta inicial estuvo plagada de errores de intercambio, y muchos estafadores capitalizaban la confusión. El equipo de DMM había descrito inicialmente el cierre de la plataforma como el “resultado de investigaciones regulatorias.”

El crítico de la criptomoneda y autor de Attack of the 50 Foot Blockchain, David Gerard, dijo en un post que la acción muestra que la SEC está intensificando los esfuerzos para acabar con los proyectos relacionados con DeFi basados en los Estados Unidos.

Sostiene que esto se debe a que “DeFi es un valor bastante evidente en los EE.UU.” y que los tokens relacionados se ajustan a los criterios de un valor según la definición del Howey Test. Gerard señala las órdenes administrativas anteriores de la SEC, en las que se consideró que una ICO constituía ventas de valores no registrados, como “plantilla” para futuros esfuerzos de enjuiciamiento.

Si bien la acción es preocupante, los proyectos DeFi que tienen una gobernanza más descentralizada pueden ser vistos de manera diferente; queda por ver cómo los reguladores y los tribunales abordarán tales proyectos.

Varios otros proyectos de criptomonedas que no son DeFi han tenido la mala suerte de estar en el punto de mira de la SEC recientemente.

El 24 de enero, un tribunal de distrito de Nueva York falló a favor de la moción de la SEC de juicio sumario contra Kik Interactive, que recaudó aproximadamente $100 millones en ventas de tokens en 2017.

En diciembre de 2020, la SEC hizo pública su demanda contra Ripple, alegando que sus fundadores habían recaudado $1,300 millones vendiendo valores no registrados.

En febrero de 2020, la SEC presentó cargos contra Steven Seagal por su papel en el patrocinio de una ICO de 2018.

Y en Nueva York, ayer surgió la noticia de que el Fiscal General del Estado está demandando a la plataforma de comercio de criptomonedas Coinseed por defraudar a los inversores con su ICO bajo la Ley Martin.

No dejes de leer:

Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *