Coinbase se prepara para salir a bolsa en Nasdaq acción que beneficiará al banco



Coinbase, uno de los exchange más importantes del ecosistema, ha decidido salir a la bolsa en Nasdaq, desde la empresa, se han marcado como objetivo cotizar en bolsa antes de seis semanas, durante este primer trimestre de 2021. En lo sucesivo, este año se prevé que la compañía será parte de Nasdaq con una valoración estimada superior a los 8 mil millones de dólares.

Aunque todavía no ha salido a bolsa, ya está cotizando a precios desorbitados. Se espera que la acción, convertirá en multimillonarios a sus principales accionistas, entre ellos, el banco español BBVA, que fue inversor inicial en la tecnológica a través del antiguo BBVA Ventures y luego traspasó esas acciones a Propel Ventures, un fondo de capital riesgo fuera de balance que creó en 2016 con los mismos gestores.

BBVA accionista minoritario de Coinbase

Es importante recordar que, recientemente, se dio a conocer que BBVA es un accionista minoritario del exchange Coinbase mediante su fondo de capital de riesgo. Ambas acciones no son nada del otro mundo. Pero sí nos indican obviamente que el BBVA es un banco bastante criptoamigable. La participación de acciones de Coinbase es significativamente menor al 5%, por esta razón Propel no aparecerá en el listado de la SEC.

En este sentido, la valoración de esta participación se sitúa ahora en torno a los 700 millones por cada punto porcentual de acciones que tenga en Coinbase. Es decir, 1.400 millones si tiene el 2%; 2.100 millones con el 3% y hasta 2.800 millones si fuese un 4%. En cualquier caso, el impacto en sus cuentas no se producirá hasta que Propel liquide sus fondos y reembolse el dinero, multiplicado por entre 15 y 20 veces, según fuentes financieras.

Ahora bien, Coinbase, la casa de criptomonedas que ha basado su éxito en parecerse a un banco describió recientemente en su blog su intención de convertirse en empresa cotizadas con una propuesta de cotización directa de sus acciones ordinarias de Clase A. En este contexto, Coinbase eligió a Goldman Sachs el pasado diciembre como compañero para su salida a bolsa.

En realidad, el popular exchange estadounidense lleva preparándose desde 2012, que fue cuando nació, para pisar Wall Street. Su CEO y fundador, Brian Amstrong, de 38 años y con una doble licenciatura en Economía y Ciencias de la Computación por la Universidad de Rice (Houston), nunca se ha desviado del camino trazado. Amstrong siempre ha expresado abiertamente su intención de convertir Coinbase en la NYSE de los criptoacitvos. Además, la propia NYSE figura entre sus accionistas.

Entre tanto, según datos de la plataforma alemana FTX, el futuro ligado a la salida a bolsa de esta compañía cerró en el equivalente a 315 dólares por acción el pasado viernes, con lo que proyecta una valoración 100% de entre 75.000 y 80.000 millones de dólares (62.000-66.000 de euros).

Se trata de un tipo de contrato tokenizado que tiene como referencia los 32 dólares por acción (8.000 millones), precio al que se liquidará el derivado financiero si Coinbase no llega a cotizar en bolsa o si ejecuta antes de su debut en bolsa.

Coinbase, BBVA y la bolsa

Ahora bien, por todo ello, no resulta extraño que sea este exchange el que muestre el camino de Wall Street al resto de casas de cambio de criptomonedas. El banco español, BBVA, invirtió en Coinbase en 2015, en una ronda de financiación donde la casa de criptomonedas logró una recaudación de 75 millones de dólares.

Al poco tiempo de su participación en el accionariado de Coinbase, la entidad financiera española se refería al exchange en sus publicaciones como la compañía que domesticara bitcoin. Ahora, Coinbase cuenta con más de 40 millones de usuarios verificados, 90.000 millones de dólares en su plataforma, tiene presencia en más de 100 países y reúne a 1.200 empleados.

Aunque la participación de BBVA en la compañía no es muy alta, las cifras de Coinbase hacen presagiar muy buenas noticias para el banco español. Resulta curioso que Coinbase sea la primera casa de cambio de criptomonedas en salir a bolsa y que BBVA sea uno de los primeros bancos del mundo en ofrecer servicios de compraventa de bitcoin. Sin duda, la inversión de BBVA en el exchange norteamericano hace seis años subraya el espíritu innovador de la entidad financiera.

Además de la Bolsa de Nueva York o BBVA, Coinbase cuenta entre sus accionistas con importantes firmas vinculadas a las finanzas tradicionales. Como Andreessen Horowitz, Union Square Ventures, USAA o Ribbit Capital.

La ambición de Amstrong no se detiene en Wall Street, en su cabeza ronda la idea de convertir Coinbase en el lugar donde los usuarios puedan negociar tokens clasificados como valores por las bolsas más importantes del mundo. 

Sigue leyendo:



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *