Así es como el ETF Purpose Bitcoin se diferencia del Bitcoin Trust de Grayscale

Desde 2017, los inversores han estado esperando ansiosamente la aprobación de un ETF de Bitcoin, ya que la existencia de dicho fondo era un símbolo importante de adopción y aceptación masiva del ámbito de las finanzas tradicionales.

El 18 de febrero, la Bolsa de Valores de Toronto (TSX) celebró el lanzamiento oficial del ETF Purpose Bitcoin y el fondo absorbió rápidamente más de USD 333 millones en capitalización de mercado en solo dos días.

Ahora que está aquí el tan esperado ETF de Bitcoin, los inversores sienten curiosidad por saber cómo competirá con el fondo GBTC de Grayscale Investments. El 17 de febrero, la fundadora y CEO de Ark Investment Management, Cathie Wood, dijo que la probabilidad de que los reguladores estadounidenses aprueben un fondo cotizado en bolsa de Bitcoin ha aumentado.

Aunque los fondos cotizados en bolsa (ETF) y las notas negociables en bolsa (ETN) suenan bastante similares, existen diferencias fundamentales en el comercio, riesgos e impuestos.

¿Qué es un fondo cotizado en bolsa?

Un ETF es un tipo de valor que contiene inversiones subyacentes, como commodities, acciones o bonos. A menudo se parece a un fondo común, ya que un emisor lo agrupa y administra.

Los ETF se han convertido en una industria de USD 7.7 billones, con un crecimiento del 65% solo en los últimos dos años.

El ejemplo más reconocible es el SPY, un fondo que rastrea el índice S&P 500, actualmente administrado por State Street. QQQ de Invesco es otro EFT que rastrea empresas tecnológicas de gran capitalización con sede en EE.UU.

Existen estructuras más exóticas disponibles, como el ProShares UltraShort Bloomberg Crude Oil (SCO). Utilizando productos derivados, este fondo tiene como objetivo ofrecer el doble del apalancamiento corto diario sobre los precios del petróleo.

¿Qué es una nota negociable en bolsa?

Las notas negociables en bolsa (ETN) son similares a un ETF en que el comercio se realiza mediante corredores tradicionales. Aún así, la diferencia es que las ETN son un instrumento de deuda emitido por una institución financiera. Incluso si el fondo tiene un programa de canje, el riesgo crediticio depende completamente de su emisor.

Por ejemplo, tras el colapso de Lehman Brothers en 2008, los inversores de ETN tardaron más de una década en recuperar su inversión.

Por otro lado, comprar un ETF le da al inversor la propiedad directa de su contenido, creando diferentes eventos tributarios al mantener contratos de futuros y apalancar posiciones. Mientras tanto, las ETN pagan impuestos exclusivamente en la venta.

GBTC no ofrece un sistema de conversión o canje

El Bitcoin Trust (GBTC) de Grayscale es el líder indiscutible en el mercado de las criptomonedas, con USD 35 mil millones en activos bajo administración.

Los fideicomisos de inversión están estructurados como empresas (al menos en forma regulatoria) y son ‘fondos cerrados’. Por lo tanto, el número de acciones disponibles es limitado y la oferta y la demanda de ellas determina en gran medida su precio.

Los fideicomisos de inversión están regulados por la Oficina del Contralor de la Moneda (OCC) de EE. UU., por lo tanto, están fuera de la jurisdicción de la Comisión de Bolsa y Valores (SEC).

Las acciones de GBTC no se pueden crear fácilmente, ni existe un programa de canje activo. Esto tiende a generar discrepancias de precios significativas de su valor liquidativo, que es la fracción del BTC subyacente representado.

Un ETF, por otro lado, permite al creador de mercado crear y canjear acciones a voluntad. Por lo tanto, una prima o un descuento suelen ser poco probables si existe suficiente liquidez.

Un ETF es mucho más aceptable para los administradores de fondos comunes y los fondos de pensiones, ya que conlleva mucho menos riesgo que un fideicomiso cerrado como GBTC. Es posible que los inversores minoristas no hayan sido conscientes de la posibilidad de que GBTC cotice por debajo del valor de su valor liquidativo. Por lo tanto, el evento reciente podría presionar aún más a los inversores para que trasladen su posición al ETF canadiense.

En resumen, un producto ETF conlleva un riesgo significativamente menor debido a una mayor transparencia y la posibilidad de canjear acciones en el caso de acciones que cotizan con descuento.

Sin embargo, la impresionante capitalización de mercado del GBTC establece claramente que los inversores institucionales ya están a bordo.

Los puntos de vista y opiniones expresados aquí son únicamente los del autor y no reflejan necesariamente los puntos de vista de Cointelegraph. Cada inversión y movimiento comercial implica riesgos, debes realizar tu propia investigación al tomar una decisión.

Sigue leyendo:

Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *