¿Activo de cobertura o cíclico? El eterno debate sobre el estatus del Bitcoin da un nuevo giro



Una de las narrativas más duraderas relacionadas con las criptomonedas gira en torno a la búsqueda de la definición de las mismas como clase de activos. ¿Es Bitcoin (BTC) más una moneda digital o un oro digital? ¿Sus propiedades únicas justifican que se le considere como algo completamente distinto de las categorías establecidas de instrumentos financieros? Un informe publicado recientemente por los estrategas de JPMorgan Chase ha provocado otra ronda de estos debates.

Las conclusiones que presenta el informe están en desacuerdo con el mantra de “Bitcoin como activo de refugio” que se ha convertido en una especie de sabiduría convencional últimamente. Los autores sostienen que la criptomoneda original no es en realidad una gran cobertura en una situación en la que los mercados están sufriendo graves tensiones y que la expansión de la propiedad minorista la ha asemejado más a un activo cíclico que sube y baja junto con el mercado de valores.

Es razonable discutir el argumento de los analistas de JPMorgan con comentaristas expertos en finanzas para evaluar su solidez, así como sopesar lo que los recientes desarrollos en los mercados de criptomonedas pueden decir al público en general sobre la naturaleza de los activos digitales como clase.

Un tipo diferente de cobertura

Un buen activo de cobertura debe ser resistente a las fuerzas que pueden disminuir el valor de la mayoría de los otros activos en la cartera de un inversor. El argumento de los estrategas de JPMorgan en contra de la capacidad de cobertura de BTC parece basarse en gran medida en las observaciones del año pasado, cuando tanto los mercados de criptomonedas como los tradicionales se desplomaron en marzo por el susto del COVID-19, sólo para empezar a subir a sus respectivos máximos históricos poco después.

El argumento presentado en el informe también está plagado de suposiciones. Supone una definición muy particular de un activo de cobertura que sólo tiene en cuenta un número limitado de riesgos de los que se protege. Además, implica que las criptomonedas se comportan de manera más o menos uniforme en las distintas condiciones del mercado.

Brock Pierce, presidente de la Bitcoin Foundation, señaló a Cointelegraph que, como activo en proceso de maduración, el comportamiento de Bitcoin no sigue necesariamente un patrón rígido en todas las situaciones: “Estoy de acuerdo con ellos, en cierto sentido, en que no es un ‘activo de cobertura’ porque ha ido creciendo hasta convertirse en lo que puede ser”. Continuó añadiendo:

“En ocasiones, ha sido una gran cobertura contra la inflación en muchos países del mundo. A veces, cuando hay un “riesgo de entrada” o “riesgo de salida” en los mercados -mercados de valores y mercados de bonos- vemos que Bitcoin puede seguirlo, ya que tiende a ser el activo más “líquido” para mucha gente”.

Amber Ghaddar, fundadora del mercado de capitales descentralizado AllianceBlock, que anteriormente había ocupado altos cargos en JPMorgan, comentó a Cointelegraph que “como activo de cobertura puro y en plazos más cortos intramensuales e intratrimestrales, Bitcoin ha sido una mala cobertura frente a las tensiones agudas del mercado en comparación con el USD, el CHF y el JPY“. Por lo tanto, está de acuerdo con la evaluación de JPMorgan: “Esto se debe al hecho de que Bitcoin carece de la base corta que patrocina la fortaleza del USD durante los choques del mercado”.

Sin embargo, añadió Ghaddar, esto no es sinónimo de que BTC no pueda servir de cobertura ante acontecimientos como un aumento desestabilizador de la inflación o un choque político. Para ella, la mejor manera de describir el Bitcoin es:

“Una inversión de alta volatilidad y alto rendimiento que se rige por sus características idiosincrásicas y ofrece diversificación de portafolio más que una herramienta de cobertura pura en un portafolio”.

Otro punto a tener en cuenta es que en medio del colapso del mercado inducido por la pandemia de marzo de 2020, casi todos los activos líquidos estaban altamente correlacionados en su caída simultánea. Así que esto no significa necesariamente que Bitcoin y las acciones deban mostrar una relación similar en todos los ámbitos, por ejemplo, entre el S&P 500 y el precio del BTC.

Seamus Donoghue, vicepresidente de ventas y desarrollo de negocios en el proveedor de infraestructura de activos digitales Metaco, dijo a Cointelegraph que a raíz de eventos de liquidez agudos, como la caída del mercado de valores en marzo de 2020, las correlaciones para todos los activos tienden al 100%, y todo tipo de activos se venden para aumentar la liquidez. Además, cuestionó cómo el informe sólo considera ciertos riesgos pero no otros:

“Los autores parecen confundir la cobertura de eventos agudos de liquidez, que siempre consiste en mover todos los activos a efectivo, y la cobertura de riesgos como la mala gestión monetaria y fiscal. Es importante distinguir entre los impactos de liquidez a corto plazo en los activos de los atributos y propiedades fundamentales de los activos duros como el oro y Bitcoin.”

Konstantin Richter, director general y fundador de la empresa de blockchain Blockdaemon, comentó a Cointelegraph que, aparte de la conmoción en gran medida exógena de la pandemia en la primavera de 2020, no ha habido realmente ninguna condición adversa en la economía que realmente ponga a prueba las criptomoneas frente a otros activos como cobertura de almacén de valor. Richter está convencido de que una vez que se aplique dicha prueba, los activos digitales superarán a cualquier competencia.

¿Aún no es cíclico?

En cuanto a la cuestión de si Bitcoin está llegando a parecerse a las acciones discrecionales que van bien cuando la economía en general es próspera, los que compartieron sus pensamientos con Cointelegraph en gran medida no estaban convencidos. Ghaddar no está de acuerdo con que “la adopción minorista esté aumentando su correlación con los activos cíclicos“. De hecho, cree que funciona al revés: “La mayoría de los inversores minoristas prefieren HODL (comprar y mantener) el Bitcoin. No ocurre lo mismo con el nuevo dinero institucional y especulativo que se ha volcado recientemente en Bitcoin.”

Ghaddar también señaló que las correlaciones observadas por los autores del informe podrían ser simplemente un artefacto de una herramienta de medición que utilizaron. Al aplicar el coeficiente de correlación de Spearman en lugar del ampliamente utilizado coeficiente de Pearson, el equipo de Ghaddar no observó que los precios de las criptomonedas variaran junto con otras clases de activos de forma significativa.

Algunos incluso pusieron en duda la motivación de JPMorgan para llegar a las conclusiones esbozadas en el informe en medio del lanzamiento de JPM Coin. Louisa Murray, vicepresidenta y jefa de ventas de la plataforma bancaria Railsbank, comentó:

“Es de suponer que es donde están sus intereses en última instancia. Si descartamos Bitcoin como un activo cíclico, olvidamos el principio fundamental de por qué existe el Bitcoin, es decir, como sistema de pago electrónico alternativo a las instituciones financieras que actúan como tercera parte “de confianza” en las transacciones financieras. Sin embargo, son estas terceras partes las que añaden costes adicionales a cualquier transacción financiera tradicional, algo que Bitcoin intenta solucionar.”

Características distintivas de los criptoactivos

Al final, ¿qué queda en cuanto a las propiedades de las criptomonedas como clase de activos? Pierce cree que todavía hay mucha fluidez en el estatus de Bitcoin como instrumento financiero, como comentó: “Lo que hemos aprendido sobre la naturaleza de Bitcoin como activo en el último año es: Lo que es, y lo que puede ser, y cómo podrá afectar a las carteras y decisiones de inversión de la gente está evolucionando a un ritmo rápido.”

También hay características únicas que se pueden señalar con seguridad. Las principales ventajas de Bitcoin son una liquidación más rápida y una mayor exposición global en comparación con cualquier activo del mercado financiero tradicional. En definitiva, las criptodivisas tienen ahora la oportunidad de desarrollar características clave -como medios de pago- y no sólo como medios de inversión. A largo plazo, esto puede desvincularlas de los activos financieros tradicionales.

Además, Murray prevé que las criptomonedas se vuelvan más reguladas y accesibles, lo que reduciría la volatilidad del mercado. Con las generaciones más jóvenes invirtiendo su dinero de forma diferente, Murray espera ver “nuevos patrones cíclicos en el futuro, posiblemente con los mercados siguiendo a las criptomonedas, y no al revés”.

Sigue leyendo:



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *