32% de los nigerianos usan criptomonedas, la más alta proporción de cualquier país en el mundo World



El continente africano ha sido el más golpeado en toda su historia por las injusticias y desigualdades sociales, y precisamente con la entrada de Bitcoin y las criptomonedas en general, el panorama parece estar aliviando esa realidad para los más astutos.

Nigeria es un ejemplo de cómo un país históricamente empobrecido por las guerras y la mala gestión de sus gobernantes, puede encontrar en Bitcoin un aliado para solventar algunas fallas estructurales que aquejan a gran parte de su población.

Con un población de casi 200 millones de habitantes, un tercio del país dice hacer uso de las criptomonedas en su vida cotidiana, según una encuesta online revelada por Statista el  pasado 11 de febrero del 2021.

Con un 32 por ciento, Nigeria encabeza la lista de 74 países en la Encuesta Global de Consumidores de Statista, la proporción más grande para cualquier país del mundo en términos de su población.

“El alto costo de enviar dinero a través de las fronteras de manera convencional ha hecho que muchos (nigerianos) recurran a los intercambios de criptomonedas locales que atienden a los trabajadores en el extranjero y sus familias”, destaca el informe de Statista haciendo mención a uno de los grandes medios de noticias del ecosistema cripto.

El uso de las criptomonedas para las remesas es una práctica que se ha vuelto cada vez más recurrente en países inflacionarios como Nigeria, la economía más grande de África, junto a países del sudeste asiático como Filipinas y Vietnam, segundo y terceros respectivamente en la lista.

A nivel de la región de América Latina, Perú es el único país que se deja ver entre los primeros diez países de la región, sorpresivamente por encima de otros países como Brasil, México, Colombia, Argentina o Chile, que alcanzaron cifras de dos dígitos.

Adopción a pesar de prohibición

El caso de Nigeria es muy particular, ya que es un país que ha tenido que luchar contra una economía deprimida que ha visto desde el 2018 alcanzar niveles de inflación importantes que han incidido sobre el poder adquisitivo de la gente.

En consecuencia, motivado por los hechos pasados y actuales, gran parte de la mano de obra calificada del país se encuentra en el extranjero, estableciendo un puente natural de remesas importantes entre sus destinos y el país africano, que hasta el momento eran fuentes de ingresos importantes para la nación.

Sin embargo, debido a los altos costos de transacción por transferencias bancarias internacionales y los altos tiempos de liberación del dinero enviado en forma de remesas hacia familiares dentro del país africano, muchos nigerianos buscaron alternativas a este sistema arcaico, que generó una gran adopción de plataformas de intercambios de criptomonedas como Paxful, con gran arraigo y presencia en el país.

Según la BBC, USD 1.1 millones de transacciones de criptomonedas por mes en Nigeria se registra en la plataforma Paxful, con un promedio de USD 100 gastados en promedio en cada operación, casi el 50 por ciento del valor registrado en los Estados Unidos.

Además del uso tradicional de pagos por mensajes de texto que es bien utilizado en el país desde hace un buen tiempo, muchos bancos han intentado aprovechar la ‘ola cripto’ para ofrecer a sus clientes algunas opciones en criptomonedas, con el fin de suplir la demanda creciente de este tipo de activos dentro de la población nigeriana.

A pesar de que en el 2017 existía una prohibición sobre el uso de estos activos por parte del Banco Central de Nigeria que no se había cumplido en la práctica, el pasado 07 de febrero el ente emitió un nuevo comunicado más duro y crítico contra las criptomonedas, que ha generado una gran cantidad de cuentas suspendidas y clausuradas hacia importantes empresas del entorno criptográfico e inversores del ecosistema.

Para muchos, las criptomonedas han representado libertad financiera y un método fiable y económico de enviar dinero más allá de las fronteras y barreras impuestas por los sistemas financieros tradicionales, tal como lo señala una encuestada en un artículo reciente sobre el tema por la BBC.

“No se trataba de ganar dinero. Se trataba de cómo [tener] una mejor experiencia bancaria. Considérelo como ahorrar su dinero en una moneda que pueda mantener el valor del dinero”, señala la Sra. Onyeka, al expresar su opinión sobre el uso de las criptomonedas en contra de las altas comisiones para transferir efectivo entre sus cuentas nigerianas y británicas.

Sigue leyendo;



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *